Física

Inicio General Meteorología

Meteorología

Publicado por Laura

Vamos a estudiar hoy una de las ramas de la Física de la atmósfera, la Meteorología, que como todos sabemos se encarga del estudio del estado del tiempo, el medio atmosférico y los fenómenos que se producen, los cuales se rigen por leyes físicas.
Aunque van íntimamente ligados, la meteorología y la climatología son dos ramas diferentes. La meteorología se encarga del estudio de los cambios atmosféricos sirviéndose de la temperatura del aire, la humedad, la presión atmosférica, el viento o las precipitaciones; y su objetivo es poder predecir el tiempo o elaborar un pronóstico.
Por otro lado, la climatología estudia el clima y sus variaciones a lo largo del tiempo. Aunque se sirve de los mismos parámetros tienen objetivos distintos, ya que la climatología estudia las características climáticas a largo plazo.

mapa_isobaras

ALGO DE HISTORIA
Para estudiar cualquier concepto es necesario siempre remontarnos a los hechos históricos que dieron lugar a su aparición.
Ya los antiguos egipcios y babilonios hacían observaciones de los cambios que se producían en la atmósfera, así como de los movimientos de los astros (aunque no debemos confundir meteorología con astronomía). Pero el término de meteorología tal cual lo conocemos se debe al título de una obra escrita por Aristóteles alrededor del 340 a.C. “Meteorológica”. En esta obra Aristóteles hace alguna observaciones sobre los fenómenos atmosféricos y pone de manifiesto la presencia del vapor de agua en el aire. No obstante, no será hasta el siglo XVII cuando se comience a estudiar la atmósfera. Por tanto, podemos considerarl una ciencia bastante moderna.
Los progresos en el estudio de esta ciencia que nos permitieron conocer la respuesta de preguntas como ¿a qué se debe la lluvia?; se debieron entre otras cosas, a la aparición de instrumentos más precisos. Galileo Galilei construyó el termómetro en 1607, años después, en 1643, Torriceli inventó el barómetro y Robert Hooke creó un aparato para medir la velocidad del viento, el anemómetro. El último aparato que se inventó para completar el estudio de la atmósfera fue el higrómetro a cabello, conocido como higrómetro, que mide la humedad del aire; fue creado en 1780 por Horace de Saussure.
El avance en la meteorología se produce durante la primera guerra mundial, extendiéndose la red meteorológica por todo el mundo. Y desde 1937 a 1939 se comienza la elaboración de mapas meteorológicos y previsiones diarias gracias a un buque meteorológico.
Actualmente, la predicción del tiempo se debe al uso de radiosondas, estaciones meteorológicas, satélites y radares meteorológicos.

PREDICCIÓN DEL TIEMPO
Para poder llevar a cabo las predicciones del tiempo que vemos en televisión, periódicos, internet e incluso aplicaciones en los móviles; se recogen los datos que proceden de las estaciones meteorológicas, los barcos y los satélites. Este proceso de recogida de datos se repite varias veces al día y son analizados y explotados; y que nos ayudarán para predecir lluvias, tormentas o anticiclones.
Uno de los elementos obtenidos por las fotografías de los satélites son los mapas de isobaras como el que podemos ver en la imagen.

Para poder interpretarlo, debemos tener en cuenta en primer lugar donde se encuentran las Altas Presiones o Anticiclones, denotados por la letra A; que nos permiten saber que el tiempo estará despejado. A continuación, buscaremos el centro, ya que expulsan el aire del centro a los bordes, por ejemplo, se estuviera en África, mandaría aire cálido y seco, pudiendo causar una ola de calor; pero si por el contrario está en el norte de Europa, puede llegar a darse una ola de frío y temperaturas muy bajas.
Después nos fijaremos en las Bajas Presiones o Borrascas, denotadas por una B; las cuales atraen los fuertes vientos y los frentes, que producen un tiempo variable.
Tanto las borrascas como los anticiclones se representan por medio de isobaras.

Categorías: General