Física

La ley de Ohm

Publicado por Monica González

Descubrió las leyes fundamentales acerca de la corriente eléctrica.

“La corriente eléctrica es directamente proporcional a la tensión aplicada e inversamente proporcional a la resistencia del circuito.”

E = R . I

OHM1

Tenemos:

E: tensión

R: resistencia

I: corriente eléctrica

“La resistencia de un conductor es directamente proporcional a su largura e inversamente proporcional al área de su sección transversal.”

OHM2

R = r.l / S

Tenemos:

R: resistencia del cable

S: área de la sección transversal

L largura del cable

r: grandeza relacionada al tipo de material del cable

George Simon Ohm nació en Erlanger na Alemania, en 1787, era hijo de un herrero que le gustaba las matemáticas y que ayudó a su hijo mientras era estudiante. Luego, Ohm se reveló un habilidoso científico, realizando experiencias con instrumentos que é mismo producía.

Después de estudiar en la Universidad de Erlanger, en 1817 pasó a enseñar matemática y física en el Colegio Jesuítico de Colonia, donde publicó un tratado de Geometría. Pero a partir de 1822, con entusiasmo por los descubrimientos de la época, se dedicó mucho  al estudio de la electricidad.

Fue fácil para Ohm estar al tanto de los últimos conocimientos en el rango pues no solamente tenía buena matemática, sino también excelente habilidad como experimentador – habilidad esa que sin lugar a dudas la desarrolló cuando trabajaba en el taller de su padre.

Aunque su mayor tendencia era de de trabajar la parte matemática en los problemas físicos, su habilidad de experimentador fue muy útil, pues una persona que también trabaja con las manos y observa los fenómenos pasare, adquiere mucho más recursos de imaginación que aquella persona que solo trabaja con el lápiz y papel.

En 1827, Ohm publicó la Teoría Matemática de las Corrientes Eléctricas, pero fue recibido por la gente con tanta frialdad que él renunció del trabajo en el Colegio. Sin embargo,  a partir de 1833 empezó la enseñanza en la Escuela Politécnica de Nuremberg.

Ohm estableció teóricamente la ley que lleva su nombre en 1827. Buscando analizar la posible relación entre la tensión y la intensidad de la corriente que atraviesa un conductor. Él trataba de asemejar la corriente eléctrica a un líquido en un canal, comparando la diferencia de potencial a la diferencia de nivel del líquido.

Observó que la intensidad de corriente, medida en Amperes, y la diferencia de potencial (tensión), medida en Volts, están relacionadas según una proporción constante. La proporción es llamada resistencia eléctrica. Un factor interesante es que, trabajando en una época donde el conocimiento de los fenómenos eléctricos todavía era muy oscuro, cuando presentó su ley, Ohm definió con claridad la corriente eléctrica de un conductor, exactamente como la entendemos hoy día.

Así, en términos matemáticos, tal principio – denominado “Primera Ley de Ohm” – puede ser formulado: I=V/R, o entonces, V=R.I. En esas ecuaciones, I representa la

intensidad de la corriente eléctrica, V es la tensión que produce en R la corriente, y R es la resistencia del circuito a la corriente. Eso significa que la corriente aumenta conforme la tensión aumente, pero disminuye cuando la resistencia aumenta su valor.

Fue él mismo que demostró que la resistencia de un conductor es directamente proporcional a su largura e inversamente proporcional al área de su sección transversal, anunciando así la “Segunda Ley de Ohm”.

El reconocimiento de su trabajo empezaría en la Inglaterra, cuando la Sociedad Real de

Londres le otorgó una medalla (1841). En 1849 le fue confiado el puesto de física experimental en la Universidad de Munich, la cual ocuparía hasta su muerte en 1854.

Se dedicó también a la óptica y a la acústica, pero en eses rangos no realizó trabajos de la misma importancia que los de electricidad.

Categorías: Conceptos Básicos, Electrónica, energía, Propiedades